I JORNADAS SOBRE LA ORALIDAD
PARA
LA EDUCACIÓN Y LA CULTURA


GRANADA 2000


MEMORIA

Las Ias Jornadas sobre la Oralidad, celebradas en Granada los días 28, 29 y 30 de abril de 2000, y en el recinto de la Biblioteca de Estudios Árabes del CSIC, tuvieron una acogida excelente.
Se inscribieron 74 personas, de las cuales 32 eran docentes, y el resto se repartían entre técnicos, artistas, investigadores y aficionados.
A pesar de algunas dificultades surgidas en ámbitos ajenos a la Organización, el programa se cumplió en todos sus términos. Por lo que la Organización ha de felicitarse por haber alcanzado los objetivos previstos.
La contribución de estas Primeras Jornadas sobre la Oralidad, celebradas en Granada, en el ámbito de la Educación y la Cultura, podemos decir que ha sido muy importante. Gracias a las mismas se ha podido transmitir un contenido en cuanto a estilos y formas tradicionales que considerábamos necesario. No sólo en el ámbito de la Educación donde la Poesía Oral, digamos, se hallaba un tanto "olvidada", sino en los propios estilos artísticos practicados, en los que la tendencia al empleo de la narración de fuentes "literarias" se halla muy extendido. Así que, sin minusvalorar la importancia del relato oral del cuento literario, estas Jornadas han servido mayormente para la defensa del oficio de juglares, donde la Poesía tiene un peso específico importante.
Pero si hay algo que destaca por encima de todo en cuanto al diseño de las mismas, ha sido lo acertado de su estructuración, en la que se han conjugado discurso teórico y modelos prácticos. Así que en la exposición de la mayoría de las ponencias hemos disfrutado de la materialización de las propuestas a estudio.
Así pudimos tener una información en directo de lo que es la HALCA, y las prácticas orales de la Plaza Djemáa el Fna, en Marrakech, sobre las cuales se volcaba una gran parte de nuestro esfuerzo de difusión de la juglaría viva y contemporánea. Un intercambio Norte/Sur cultural que nos ayudaba a centrar nuestro objetivo general, a reubicar nuestro discurso Oral indagando en nuestras raíces. La presencia de la HALCA nos abrió el panorama de la historia general del Oficio de Juglares: estilos, formas, contextos, que nos retrotraían a nuestros extintos modos "populares" de la Oralidad. La presencia viva de Djemáa el Fna en nuestras Jornadas se hacía necesaria en un tiempo donde una Nueva Oralidad surge con fuerza en todos los ámbitos.
Con Joaquín Díaz, personalidad de presencia obligada, se rendía homenaje a nuestras tradiciones orales castellanas (entendidas en sentido lato). El reconocimiento de la gran riqueza de la Poesía Oral, sobre todo en su versión Romance, ayudaba a rescatar su importancia. Y a revalorizar una tradición tan denostada, por otra parte, en los medios de la "cultura oficial".
La presencia de Alexis Díaz-Pimienta y José Sevilla nos abrió las puertas a la práctica de la Improvisación Poética Oral: El Trovo. Un género en trance de desaparición en nuestra tierra. Con su presencia rendimos cuenta de los diversos estilos practicados, a la misma vez que servía para divulgar los vínculos existentes entre las diversas corrientes de la poesía improvisada en el mundo árabe, el trovo en la península y la trova cubana.
Con la presencia de tres artistas sobresalientes en la práctica del Romance y la Poesía Escénica, cerramos el capítulo de los estilos vivos de la Poesía Oral de tradición mediterránea.
El último día lo dedicamos en pleno a la práctica de la Oralidad en los ámbitos educativos. De lo que habría que destacar la necesidad, allí expuesta, del dominio de las capacidades narrativas y la estructuración oral de los discursos docentes para conseguir una educación viva e inspiradora de conocimiento. Se planteó la necesidad de recuperar la antigua asignatura de "Retórica" y la importancia del aprendizaje de la narración oral tanto por parte de docentes como de alumnos. El interés de los allí congregados por la adquisición del dominio de la expresión oral como vehículo de verbalización del yo y de la propia experiencia vital.
Se nos hace necesario destacar algunas conclusiones, que la celebración de estar Jornadas, propiciaron en otros ámbitos, normalmente ajenos a la práctica de la Oralidad en el mundo occidental: el desarrollo urbanístico. Pues al hilo del planteamiento de la importancia de la recuperación de espacios urbanos para el despliegue de la Palabra, siguiendo el modelo de Djemáa el Fna, surgió una invitación sugerente: defender la importancia de la recuperación de los archivos orales, junto a aquellos espacios urbanos en los que su práctica ha tenido una importancia histórica significativa, y ello enmarcado en los proyectos patrocinados desde las Comunidades Europeas como el "Plan URVAN".
Finalmente, la celebración de una Iª MUESTRA DE LA ORALIDAD, en los jardines del Palacio de los Córdova, tuvo un valor simbólico importante. El éxito obtenido debiera poder animar a las instancias públicas de la ciudad para lograr convertirla en cita anual de trascendencia social y cultural relevantes. Con ello no haríamos sino equipararnos a otras iniciativas de similares características, programas en ciudades como Guadalajara, Huesca, Segovia, Madrid o Cádiz.

Nos queda resaltar la importancia de las colaboraciones recibidas a título individual de aquellas personas que contribuyeron a que este proyecto se consolidase y alcanzase el éxito esperado.

 

Granada, 25 de mayo de 2000